Casa Martijín

La Casa Martijín se encuentra en la primera planta, sobre la Casa Recentar.

En el lado este, Casa Martijín tiene la entrada de la calle y un dormitorio para dos personas con armario empotrado. Del lado oeste, un salón-cocina y una súper terraza con las mejores vistas al Valle del Río Guadiaro, el Parque Natural de la Sierra de Grazalema y la Serranía de Ronda.

Aunque falta mucho trabajo, espero que dentro de poco esté disponible, todavía hay que arreglar el suelo, restaurar la cocina, pintar toda la casa, amueblar y decorar, encontrar cabeceros para las camas, un sofá, mesas, sillas, cuadros y un largo etcétera.

De momento lo que hay son materiales, escombros e ilusiones esparcidos a partes iguales, pero yo ya empiezo a ver una casa con mucho encanto y vistas inmejorables.

 

 

 

Descubierto un Grazalemasaurio en Jimera de Líbar (Málaga)

Un grupo de paleontólogos escoceses y españoles ha estado investigando un dinosaurio de una especie no catalogada que vivió en el valle del Guadiaro y en el macizo de Grazalema.

De costumbres acuáticas, este omnívoro tanto pacía en los yerbazales de la vega del Guadiaro, como cazaba especímenes más pequeños en los bosques cretácicos. Sin tener el tamaño y la fama de otros congéneres el Grazalemasaurio era un depredador temible y estaba en lo más alto de la cadena alimenticia.

Huellas fosilizadas en la orilla oeste de lo que hoy se conoce como la Venta Rey, guiaron a los expertos hasta la cueva del Chapi y procedieron a su exploración. En las zonas más profundas de la cueva se han descubierto más huellas, huesos y restos de un nido con huevos eclosionados. También encontraron lo que parecen ser bostas frescas de Grazalemasaurio, lo que indica la posibilidad de encontrar un ejemplar vivo.

En los últimos días una expedición de japoneses a cargo del profesor Tanaka (cuya famosa foto del monstruo del lago Ness no fue aceptada por la comunidad científica) se ha sumado a la búsqueda y está alojada en Jimera de Líbar intentando pasar a la historia como los grandes descubridores prehistóricos del siglo XXI.

Jimera de Líbar ofrece el mejor punto de partida para explorar la comarca y acechar al animal. Las terrazas de la calle Mártires de Igueriben y la calle Peña son el mejor punto de observación.

Mr. Kirkpatrick, tras trasegar una botella y media de Tío Pepe entre la tarde y la madrugada de ayer, afirmó haber visto el monstruo desde la terraza del Molino del Panadero, pero que no pudo hacer una foto porque se había quedado sin batería. Aún así ha dibujado la acuarela que les mostramos a continuación y que está siendo revisada por un grupo de expertos.

– ¡De Jimera no me voy hasta que lo pueda demostrar! – ha dicho Mr. Kirkpatrick.
– ¡Pues yo tampoco! – Aseguró el profesor Tanaka.

grazalemasaurio

Iluminación nocturna

La casa está cada vez más avanzada y pronto estará dispuesta para su uso.

Ya tenemos electricidad en El Molino del Panadero y La Casa Recentar.

Aquí puede ver unas fotos de pruebas del alumbrado.

Espero que les gusten.

 

¡Saludos molineros!

Una semana en El Molino del Panadero

Puede parecer que una semana es mucho tiempo para un pueblo como Jimera de Líbar, pero no es así. A continuación le hacemos una propuesta de cómo pasar una semana en El Molino del Panadero.

Día 1: La llegada.

Después de un día de viaje lo que apetece es llegar a casa y descansar. Probablemente llegue por la tarde y con el maletero lleno. Instálese en la casa, llene la nevera, disfrute de la chimenea, la terraza y el sofá. Ponga música, lea, relájese y envíe un mensaje con foto a sus familiares y amigos “Ya hemos llegado a Jimera de Líbar”, “Qué sitio más bonito”, “Tienen dos molinos en el salón”, Sigue leyendo “Una semana en El Molino del Panadero”

Work in progress

el molino del panadero 3 contraluces

El trabajo sigue adelante.

Acompaño estas palabras con las fotos de la última visita a la obra. La cubierta está completamente terminada, ya hay habitaciones en la primera planta, paredes en los cuartos de baño y encimera en la cocina.

Los volúmenes están perfectamente determinados y la impresión es muy buena.

El sol de la mañana crea un bonito juego de luces y sombras. La terraza sigue tan maravillosa como siempre.

Es domingo: incluso las herramientas necesitan descansar.