RECETA DE SEMANA SANTA Nº5. SÓLO PARA ADULTOS.

TORRIJAS AL VERMUT

casa el molino del panadero casa rural casa recentar casa martijin torrijas al vermut

Otra receta de Semana Santa para que no se salten la vigilia.

Esta es una variable de las torrijas tradicionales, que incorpora un poco de vermut, por eso es sólo para adultos, porque los niños, bajo ningún concepto, deben tomar alcohol, ni siquiera un poquito.

INGREDIENTES

8 rebanadas de pan duro

Un vaso de vermut rojo

2 huevos

Una cáscara naranja

Azúcar

Aceite de oliva.

PREPARACIÓN

En un cacillo ponemos el vermut con un par de cucharadas de azúcar , la cáscara de naranja y un poco de zumo de naranja. Lo tenemos un ratito a hervir, removiendo un poco, para que reduzca y se convierta en almíbar.

Lo apartamos del fuego y cuando esté templado ponemos las rebanadas de pan para que se esponjen y empapen bien de este almíbar.

A continuación pasamos las rebanadas por huevo batido y las freímos en aceite de oliva. Retiramos el exceso de aceite con un papel de cocina y las emborrizamos en azúcar, se adornan con un poco de cáscara de naranja, bien cortada muy fina en tiritas, bien rallada.

Bon appétit!

 

 

 

RECETA DE SEMANA SANTA Nº3

BUÑUELOS DE VIENTO

Otra receta de Semana Santa para que no se salten la vigilia.

buñuelos de viento casa rural el molino del panadero turismo rural casa martijin casa recentar jimera de libar

Ingredientes

100 gr. de azúcar

2 huevos

25 gr. de mantequilla

La ralladura de un limón

Una pizca de sal

200 gr. de harina

1 sobre de levadura en polvo

Medio vasito de vino blanco

Aceite de oliva para freir

Modo de preparación

En un recipiente hondo mezclamos bien los huevos, el azúcar, la mantequilla, la sal y la ralladura del limón.

En otro recipiente mezclamos la harina, la levadura y el vino blanco e incorporamos esta mezcla a la mezcla anterior.

Batimos toda la masa junta, debe quedar con una textura consistente que no llegue a gotear.

En una sartén y con el aceite bien caliente, echaremos cucharaditas de masa, que al freirse crecerá hasta el doble de su tamaño (por eso se llaman de viento). Mientras más pequeña sea la cuchara, los buñuelos sadrán más redondos y dorados.

Vamos colocando los buñuelos en una fuente con papel absorbente para recoger el exceso de aceite, luego los emborrizamos en azúcar.

Se sirven como postre del almuerzo o para la merienda, gustan mucho a mayores y pequeños.

Bon appétit!

 

 

#elmolinodelpanadero

#casarecentar

#casamartijin

#casarural

#jimeradelibar